El surrealismo

Descubre una de las vanguardias artísticas más influyentes del siglo XX. A través de imágenes, textos originales y ambientación sonora, esta sala presenta al surrealismo en sus diversas facetas.

El surrealismo surgió en Francia como un movimiento literario encabezado por André Breton, Philippe Soupault y Louis Aragon. Los artistas surrealistas estaban unidos por el deseo de explorar las profundidades de la mente inconsciente. Se basaron en el trabajo de psicólogos como Charcot, Janet, Freud y Jung.

Breton fue por un tiempo estudiante de medicina y cuidó de pacientes psiquiátricos durante la Primera Guerra Mundial, quienes sufran de automatismo, es decir, realizaban acciones de las que no eran conscientes.  Emulando a estos pacientes, André Breton y Soupault experimentaron con la escritura automática. Es decir intentaron capturar sus ideas de forma espontánea, sin censura o control racional, un ‘pensamiento hablado’ que permitiera la libre asociación de ideas e imágenes.

De este modo, se quería revelar al inconsciente, la parte profunda de la mente que continuamente reorganiza el material psíquico. Descrita por el psicoanálisis de Sigmund Freud, el inconsciente permanece reprimido en el estado de vigilia, pero reaparecen en los sueños y la locura. Los surrealistas buscaban acceder a esta parte de la mente para revelar una nueva realidad.


Otro concepto clave en el surrealismo es el de lo ‘maravilloso’, fruto del encuentro casual de la realidad y el deseo que lleva a la unión de los opuestos del mundo interior y la realidad exterior. Es un estado que se alcanza por medio de la transmutación, y para alcanzarla los surrealistas a menudo miraron al campo del esoterismo y en especial, de la alquimia.

El surrealismo entendía al arte  como un instrumento de liberación personal y de transformación de la sociedad a través de una revolución de la conciencia. Entre los artistas asociados al surrealismo están René Magritte, Max Ernst, Salvador Dalí, Georges Bataille, André Masson, Joan Miró, Man Ray, Luis Buñuel, Leonora Carrington, Meret Oppenheimer. 

De este modo, se quería revelar al inconsciente, la parte profunda de la mente que continuamente reorganiza el material psíquico. Descrita por el psicoanálisis de Sigmund Freud, el inconsciente permanece reprimido en el estado de vigilia, pero reaparecen en los sueños y la locura. Los surrealistas buscaban acceder a esta parte de la mente para revelar una nueva realidad.